Una de las últimas tendencias en formación desde niños el colegio hasta los adultos es el aprendizaje de un segundo o tercer idioma. Las ventajas de estudiar y aprender otros idiomas van más allá de la parte obvia de enriquecimiento cultural y más posibilidad de encontrar trabajo. Muchos estudios científicos están trabajando en averiguar cómo afecta a nuestro cerebro y hay noticias muy positivas. Estas son los beneficios:

Más libertad al viajar

Si hablas el idioma del país o puedes entenderte en inglés con los locales, puedes no depender de las agencias y las rutas turísticas para descubrir la parte más auténtica de esa cultura. Además, la experiencia de hacer amigos de una tarde en otro país es muy bonita y te acompañará siempre.

Aumenta tus posibilidades profesionales

Los idiomas son muy valorados en prácticamente cualquier sector, no sólo para encontrar trabajo sino para ascender en tu empresa. Para acuerdos internacionales, aunque se trabaje en inglés y tu nivel del tercer idioma sea bajo, a tus clientes les encantará que te esfuerces por aprender su lengua y puedas tener algunas palabras con ellos.

Abre tu mente

Estudiar otro idioma es aprender cómo piensa y cómo ve el mundo otro país. Nos damos cuenta de que no se trata de traducir palabras sino de traducir ideas, un idioma es la expresión de ideas, y esto está totalmente vinculado a su forma de entender la vida. Nos hace replantearnos nuestros puntos de vista sobre las cosas y ser más tolerantes.

Mayor flexibilidad cognitiva

The Journal of Neuroscience recogía en un estudio que las personas bilingües desde la niñez demuestran una mayor flexibilidad cognitiva. Esto significa que se adaptan mejor a cambios inesperados o nuevas circunstancias.

Desarrollo de la creatividad

La creatividad no es más que dar una nueva perspectiva a las cosas o unir dos cosas ya existentes. Por tanto, con lo visto en los puntos anteriores, entendemos fácilmente que las personas que hablan dos o más idiomas sean más creativos al tener más recursos (palabras, cultura, puntos de vista, expresiones…) para idear cosas nuevas.

Mejores habilidades sociales

Hablar varios idiomas nos da más confianza en nosotros mismos para atrevernos a conocer gente nueva. Como un idioma no se puede aprender solo sino que tienes que practicar con alguien, te fuerza a que te relaciones con otras personas con las que ya tienes algo en común, querer aprender el idioma. Y cuando viajas puedes hacer muchos amigos por todo el mundo.

Satisfacción de conseguir tus objetivos

Aprender un idioma bien requiere de varios años de estudio y práctica. Pero es sencillo mantener la constancia porque ves los avances cada semana, cada mes, y cuando te das cuenta eres capaz de mantener conversaciones y desenvolverte sin problemas. Entonces sientes una satisfacción enorme por haberte superado una vez más y haber logrado el objetivo de dominar otro idioma.

Estas son nuestras 8 ventajas de estudiar y aprender otros idiomas. Seguro que tú nos podrías contar más de las experiencias que has tenido al aprender un idioma o practicándolo. ¡Disfruta los idiomas!