El presidente de CESTE, José María Marín, ha abogado por la formación especializada para hacer frente a los retos que tienen las empresas ante sí, además de ofrecer los programas formativos «para la segunda opción» que están siendo muy demandados en la actualidad.

La formación es una de las claves para estar al frente de la empresa y liderarla con éxito. Una importancia que conocen en CESTE, ya que lleva 30 años especializada en la formación orientada al tejido empresarial, según ha explicado su presidente José María Marín, en la jornada ‘El presente y futuro de la empresa familiar de Aragón?’ que ha organizado elEconomista en en Zaragoza con el patrocinio de CESTE, Crédito y Caución e Ibercaja.

José María Marín ha recordado cómo ha ido cambiando la formación que se imparte en el ámbito empresarial para dar respuesta a las necesidades actuales, ya que hace años se formaba a «ejecutivos tácticos», quienes recibían una formación práctica, mientras que ahora también se está apostando por «la segunda opción, que muchos profesionales nos están pidiendo».

En la actualidad, CESTE imparte múltiples programas formativos entre carreras universitarias y masteres, aunque en «la actualidad somos fuertes en la dirección financiera».

Una formación en la que se han establecido sinergias con universidades extranjeras como la de Gales, además de impartir programas siguiendo el modelo universitario británico.